Interpretamos con la memoria

Como cualquier otros sistema de signos, los sonidos no transportan significados. Funcionan como señales, que despiertan, evocan, experiencias anteriores del receptor, constituyéndose esas evocaciones en las portadoras de los significados.

Un ejemplo claro de ello es la canción que para muchas parejas simboliza el momento del encuentro, del mutuo descubrimiento, u otra ocasión destacable. Esa canción puede ser anodina, uno de los tantos productos fugaces de la industria, pero cada vez que la escuchen, los integrantes de la pareja recordarán el momento al cual está asociada. A la vez, para cualquier otra persona, esa canción no significará nada especial.

El significado está en el recuerdo de la pareja, y no en la música o la letra.

Encontraremos más información en la página "Es un lenguaje" y en la de Comunicación y Educación.


¿Porqué nos interesa?

El tema es relevante para quienes utilizamos sonidos en la comunicación educativa (multimedia, videos, objetos, etc.)

Porque es fácil caer en la tentación de incluir algún sonido (principalmente música) para el que evocamos dterminado sentido, y para nuestros estudiantes puede tener otro, incluso opuesto.